top of page

CALABACÍN: Versátil, delicioso y bajo en calorías

Bajo en calorías, dueño de un delicado sabor, muy versátil y lleno de beneficios, el calabacín es una hortaliza que debe ocupar un lugar de honor en la cocina.


El calabacín se cultivo por primera vez en algún lugar de Centroamérica, entre Guatemala y México, desde donde se extendió hacia el norte o el sur de continente americano.


Junto con el frijol y el maíz ha sido parte de la dieta básica de América Central y México, donde también se utilizan sus semillas y flores para la preparación de diversos platos.


Cristóbal Colón llevó el calabacín a Europa y, vía España, penetró en las cocinas del Mediterráneo.


Existen diversas clases de calabacines que se distinguen entre sí por su forma, el color de su pulpa y su cáscara y su sabor. El calabacín se cultiva en muchos en muchos países del mundo, entre los que se destacan China, Japón, Rumania, Turquía, Italia, Egipto, Argentina y México.



USO Y CONSERVACIÓN


El calabacín o zucchini en un vegetal sumamente versátil, pues resulta ideal para comerlo asado, crudo y cocido junto con otros vegetales. También se utiliza en pastas y sopas.


Los mejores calabacines son los de tamaño mediano. Si son demasiado grandes, resultan fibrosos y un poco amargos porque han madurado demasiado. Su piel debe ser firme, lisa y brillante.


Los calabacines se dañan muy rápido, es aconsejable no esperar más de 5 días para consumirlos. Guárdelos en una bolsa plástica dentro del refrigerador.


Para congelar los calabacines, rebánelos primero, luego cocínelos 3 minutos en agua hirviendo y, finalmente, páselos por agua helada.

34 views1 comment
bottom of page