top of page

APIO: Corona para los ganadores y adorno para los difuntos

El apio es un alimento rico en nutrientes y con más cantidad de sodio que la mayoría de los vegetales. Es muy bajo en calorías y tiene beneficios que potencian los altos niveles de energía.


El apio se encontró originalmente en el mediterráneo (norte de África y Europa) y en China. En ambas zonas es cultivado desde hace aproximadamente 3.000 años.


Los griegos utilizaban las hojas de apio para elaborar guirnaldas con las que coronaban a sus atletas, los romanos lo usaban adornar sus tumbas. Sus hojas, tallos y semillas fueron usados en la Antigüedad para preparar remedios medicinales y fue hasta bien entrada la Edad Media cuando comenzó a utilizarse como condimento y alimento en Europa.


Actualmente, el apio se cultiva en toda Europa, destacándose Francia, Alemania, Holanda y Bélgica y en América, Estados Unidos es el más destacado en la producción de apio. Así mismo, los mayores consumidores de esta hortaliza son los estadounidenses y los europeos.


USO Y CONSERVACIÓN


Existen 2 variedades de apio: verde y amarillo. De este alimento se usa todo; las semillas molidas con sal como condimento, los tallos cocidos o crudos en todo tipo de platos y las hojas en las ensaladas.


> Cuando compre apio fresco asegúrese de que luzca un tallo de color verde brillante y unas hojas sanas y verdes.


> Para conservarlo, rocíelo con un poco de agua y guárdelo en una bolsa plástica. De esta forma, puede durar hasta 2 semanas en el refrigerador.


> Separe los tallos de apio cuando los vaya a usar para disfrutar toda su frescura. Si necesita hacerlo con anterioridad, consérvelos cortados en agua con hielo.

21 views0 comments

Comments


bottom of page