top of page

SANDIA: Te imaginabas que esta refrescante y dulce fruta viene del desierto de Kalahari

La alegre sandía, con su intenso color rojo, es una fruta ideal para devolverle al cuerpo los líquidos perdidos en los días de calor. Es una excelente fuente de potasio, vitaminas C y A y licopeno, potente antioxidante.


La sandía o patilla tiene su origen en África, exactamente en el desierto de Kalahari, donde aún crece de forma silvestre. Era una de las frutas preferidas por los egipcios. Los primeros vestigios de su cultivo datan del año 3.000 a.C. en las márgenes del rio Nilo, desde donde se extendió a distintos países mediterráneos como España, Italia y Grecia. Muchos siglos después llegó a Asia. Fue traída a América por los españoles.


La sandia es una planta rastrera que se adapta muy bien a los climas cálidos o tropicales. Entre los mayores productores de sandía se encuentran Rusia, Estados Unidos, China, Turquía e Irán; en Europa se destacan España, Italia y Grecia.



USO Y CONSERVACIÓN


La sandía se caracteriza por ser muy rica en agua, la cual resulta dulce y refrescante. Alegra cualquier ensalada de frutas y se puede combinar con lechugas, pepinos, rúgula, espinacas, quesos feta y mozarela, vinagre balsámico, limón, pimienta y chile.


Las mejores sandías son pesadas y tienen la piel suave.


Una parte de su superficie debe mostrar un área de color generalmente café, esto demuestra que la sandía maduró sobre la tierra. Si no la tiene quiere decir que fue cosechada antes de tiempo.


La sandía se fermenta rápidamente, por esto es mejor cortar sólo la porción que se va a consumir.

552 views0 comments
bottom of page