top of page

TOMILLO: De tallo fuerte, hojas verdes, fragancia fuerte y combate bacterias

Esta sencilla hierba de penetrante fragancia, además de brindarle un sabor muy especial a los platos, protege las membranas celulares y combate algunas bacterias.


El tomillo es originario de los países de la cuenca del Mediterráneo, donde se utiliza desde la Antigüedad.


Los egipcios lo usaban como ingrediente en las sustancias que empleaban para embalsamar momias.


Como elemento decorativo, entre los griegos era un símbolo que expresaba admiración u homenaje y también lo utilizaban como incienso.


El tomillo más aromático y delicado es el que crece en regiones calientes y áridas, pues el que se cultiva en zonas frías resulta más suave.


Esta hierva crece en el sur de Europa, en las zonas cálidas de Asia y en América del Norte.



USO Y CONSERVACIÓN


El tomillo es esencial en la sazón de muchas cocinas de Medio Oriente y de Occidente. Al contrario de otras hiervas, soporta bien las cocciones largas, reteniendo su sabor. Combina muy bien con berenjena, zanahoria, repollo, papas, hongos, cordero, conejo y cerdo.


El tomillo debe tener tallos fuertes y hojas verdes sin coloraciones amarillentas y su olor debe ser percibido fácilmente.


El tomillo fresco se conserva en buen estado hasta 2 semanas, si se guarda en una bolsa plástica dentro del refrigerador. El tomillo seco se debe guardar en 1 recipiente hermético.


El tomillo fresco le agrega 1 exquisita fragancia a las omelettes, a los huevos revueltos y a los caldos de ave y pescado.

11 views0 comments

Comments


bottom of page