top of page

AJO: Sazón para ganadores

Updated: Oct 9, 2021

El ajo disminuye el colesterol, protege al corazón, previene del cáncer y mata microbios y bacterias; todo con todo con gran sazón.


Nativo de Asia Central, el ajo es una de las plantas más tempranamente cultivadas por el hombre. Los egipcios la cultivaban hace 5.000 años y creían que brindaba fortaleza, por lo que se les daba a los esclavos como alimento. Lo mismo pensaban los griegos y los romanos, quienes lo consumían antes de sus hazañas deportivas y bélicas. El ajo también fue conocido en China e India, donde desde hace siglos forma parte de la cocina y de la medicina tradicional.


Miembro de la familia de las lilas y primo cercano de la cebolla y el puerro, el ajo es el bulbo constituido por los llamados “dientes” de una planta que puede alcanzar hasta 1.5 m de altura. Los principales productores a nivel mundial son China, Corea del Sur, India y Estados Unidos.



USO Y CONSERVACIÓN


Aunque se puede encontrar ajo en polvo, en escamas o en pasta, nada mejor que utilizarlo fresco para aprovechar sus beneficios y su inconfundible sabor y aroma, que le agregan interés a cualquier tipo de plato.


> Guarde las cabezas de ajo en su en un sitio fresco y oscuro, no las refrigere. Para pelar un diente de ajo, dele un suave golpe con la lámina del cuchillo así la cáscara saldrá fácilmente.

> El ajo se quema muy rápidamente, por lo cual conviene freírlo con aceite que no esté demasiado caliente, y así evitar que quede amargo.


> Retire la vena verde que puede aparecer en medio del diente de ajo, ya que amarga la comida y causa indigestión.


15 views0 comments
bottom of page