top of page

BERRO: La fortaleza de soldados, atletas y trabajadores griegos.

Esta pequeña planta contiene más de quince vitaminas y minerales esenciales, además de otros compuestos muy importantes para la salud.


Los berros son originarios de Asia, desde donde se extendieron hacia Oriente y Occidente. Desde la Antigüedad fueron apreciados por sus propiedades medicinales, tanto que se dice que el médico griego Hipócrates estableció su primer hospital cerca de un riachuelo para poder tener a mano los benéficos berros que crecían en sus riberas. Además de curar padecimientos específicos, se creía que aumentaban la fortaleza de soldados, atletas y trabajadores.


El ingrediente vital para cultivar los berros es el agua, de tal forma que, entre más agua tenga el cultivo, los berros serán más sanos y mejores. Aunque antiguamente se recolectaban silvestres a orillas de los ríos y lagos, hoy se cultivan en condiciones especiales de humedad. Los principales productores de berros son Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda.


USO Y CONSERVACIÓN


El berro es una hortaliza con un sabor ligeramente picante, debido a sus aceites esenciales de mostaza muy atractivo fresco. Tiene una rica textura crocante que lo hace ideal para preparar ensaladas y todo tipo de sándwiches.


> Los mejores berros son los que tienen un color verde intenso y tallos crocantes y frescos. Descarte los que tengan hojas amarillentas. Consérvelos en el refrigerador dentro de una bolsa plástica.


> Adicione los berros a mayonesas, aderezos y aceites. Úselos también para preparar omelettes, huevos revueltos y ensaladas.


> Como hierbas aromáticas en la preparación de carnes y sopas, los berros son una excelente opción.


13 views0 comments
bottom of page